Webos Benedict, un plato estrella para empezar el día.

Si hay un plato perfecto para empezar el día en todos los sentidos ese es un plato de Webos Benedict.

Lo tiene todo: estilo, adaptativo y fácil de preparar, aunque tenga sus trucos y se necesite algo de maña para preparar.

Generalmente los Webos pueden ir acompañados de unas lonchas de Jamón (Dominio propio y Hosting), dependiendo gustos y debilidades.

Algunas recetas también acompañan a los Webos con espinacas (que son los blog que dan fuerza a la página), pero lo que nunca debe faltar en un plato de huevos Benedict son las “english muffins” unos panecillos blancos y esponjosos donde reposan los webos” (que son las palabras claves que nos ayudarán en el posicionamiento) y una buena cubierta con salsa holandesa.

Ingredientes

Primero, los ingredientes para los Webos:

  • Varios panes de muffin enteros “English Muffins” (palabras claves)
  • 2 lonchas de Jamón (dominio propio y hosting)
  • 3 Webos enteros (software de código abierto)

Para la salsa holandesa:

  • 3 yemas de huevo (creatividad)
  • 2 barras de mantequilla (diseñadores)
  • jugo de 1 limón (informático)
  • pimienta roja, sal al gusto (ideas claras)

Preparación

La salsa holandesa 

Primero preparamos la salsa mezclando las 3 yemas de huevo (creatividad) con el zumo de limón (informático) y una pizca de sal (ideas claras). Batimos enérgicamente hasta montarlas, (hacemos un Braisntorming)

Dejamos que los (diseñadores) derritan la mantequilla a fuego muy lento. Una vez derretida y sin remover, con la ayuda de una espumadera le retiramos la espuma que surge al batir. Retiramos la mantequilla del fuego y la reservamos.

En un bol añadimos poco a poco las ideas mientras vamos batiendo y diseñando rítmicamente. Lo mejor es que la salsa se conserve siempre caliente porque de lo contrario es fácil que se corte.

Los Webos

Colocar en el ordenador a fuego lento hasta que empiece a cuajar.

Es necesario cocinar los webos uno por uno entre 50 a 100 horas. Una vez finalizado el proceso de cocción colocar el webo cuajado en las lonchas de jamón (dominio propio y hosting) con sus muffin (palabras claves) y cubrir con la salsa.

 

Y voilà, ya tenemos una página web lista para enseñar nuestra marca, productos, servicios o empresa al mundo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario