El Brainstorming también conocido por su traducción en castellano como tormenta o lluvia de ideas,  se define como un ejercicio provechoso para entrenar la creatividad y así sacar el máximo partido a la interacción de varias mentes, puesto que el algo que se puede llevar a cabo tanto solo como en grupos.

Si bien es cierto, está práctica es conocida por ser muy útil cuando se realiza en grupo ya que resulta más eficaz cuando se expresa un idea y varias mentes son capaces de procesar esa idea e ir transformándola a lo que se necesita.Siendo una de las herramientas más poderosas cuando se trata de llevar a flote un negocio.

La lluvia de ideas tiene su origen luego de la 2ª Guerra Mundial  cuando un teórico llamado Alex Osborn, tuvo la idea de reunir a diferentes personas para llevar a cabo un objetivo común, creando una lluvia de ideas y así lograr el objetivo.

Pasos para realizar un Brainstorming

Esta es una herramienta  de gran utilidad, pero necesita ser puesta en práctica de la manera correcta, puesto que de lo contrario no dará los resultados deseados. En especial si es utilizado para un negocio. Si desear aplicarlo correctamente puedes seguir los siguientes pasos:

  • Lo principal es que definas con claridad y mantengas centrados los objetivos de tu negocio antes de realizar el Brainstorming.
  • Antes de comenzar es indispensable que nombres a un moderador el cual sea elegido democráticamente por todos los participantes y que dicha persona esté en capacidad de fomentar la discusión abierta y de conducir la reunión.
  • También es fundamental que los participantes hayan reflexionado sus ideas con anticipación y que tengas preparadas las sugerencias que darán a conocer.
  • Es necesario cuidar el entorno en donde se dará la lluvia de ideas contando con pizarras, pantallas, etc., Y evitar por completo toda clase de distracciones. Además de hacerlo divertido y comenzar con juegos y ejercicios previos para que todo sea más ameno.
  • Otro de los consejos a considerar es que se anoten todas las ideas que vayan surgiendo en el tiempo que se vaya dando la reunión, sin excluir ninguna por más absurda o innecesaria que parezca, puesto que de cualquiera pueden surgir otras mejores.
  • Finalmente se debe poner un tiempo límite para que se lleve a cabo la reunión, si ésta va a girar en torno a un negocio puede tardarse entre 25 a 1 hora.

 

Hablamos?
1
Holaaaaaaaaaaaa, cuentame.
Buenas que tal?, soy Manu, que puedo hacer por ti?.