tienda-online-webos-con-jamon

5 claves para vender online

Vamos a mostrar 5 calves que utilizadas correctamente harán aumentar nuestras ventas.

Hoy nos vamos a centrar en cada uno de los productos o servicios que tenemos en nuestra tienda online, que es donde los clientes normalmente deciden si van a comprar el producto o no.

  1. CLARIDAD EN LOS PRECIOS

Uno de los problemas de muchas tiendas online es que nos sean claras o de fácil manejo y los usuarios se vean perdidos y no puedan acceder a la información de forma sencilla y concisa.

Esto hará seguramente que abandonen la página y no vuelvan nunca más.

En ocasiones, comprar en internet, se convierte en una misión imposible. Otras veces, el problema reside en que no existen diferencias evidentes entre dos servicios o productos, y es difícil saber porque uno es más caro o más barato que el otro.

Lo importante es informar y destacar cuáles son las características, diferencias, ventajas y precios de las que disponemos, para que al cliente le quede bien claro y pueda escoger teniendo a su alcance toda la información que necesita.

 

  1. UNA IMAGEN VALE MAS QUE MIL PALABRAS

Uno de los problemas de comprar online es la imposibilidad de tocar el producto, olerlo, sentirlo en tus manos, probarlo etc. como cuando compras en una tienda normal. Para suplir esta desventaja, tenemos la posibilidad de ofrecer imágenes y vídeos, las cuales tendrán que ser imágenes en buena resolución y que muestren el producto tal y como es mostrando una buena selección de imágenes que aporten la máxima información sobre el producto. Siempre hay que pensar en las necesidades de los clientes e intentar cubrirlas o facilitárselo lo máximo posible.

 

  1. DESCRIPCION DEL PRODUCTO DETALLADA

Al igual que con las imágenes y los vídeos, la descripción del producto es clave a la hora de que un cliente decida  o no comprar nuestro producto ya que es uno de los pocos elementos que tiene a su disposición para obtener la información que necesita. Es imprescindible que la descripción contenga datos básicos como las medidas, el peso, talla, color, u otras características. Las descripciones deben ser a su vez extensas, sin llegar a ser parrafadas ilegibles, destacando siempre las ventajas y sin dejarnos de explicar ninguna de sus características particulares y posibles usos.

 

  1. RECOMENDAR OTROS PRODUCTOS

Cuando un cliente ha decidido que va a comprar en nuestro sitio web, ya se ha recorrido la parte más difícil del camino. Si queremos aumentar las ventas, se le puede recomendar al cliente que ya que ya van a comprar otros productos relacionados o complementarios – en ocasiones con descuento – que pueden serles de utilidad. Está comprobado que el sistema funciona y que el número de productos vendidos aumenta.

 

  1. OFRECER MUESTRAS GRATUITAS O DE PRUEBA

Muchas veces los usuarios, aún con imágenes, vídeos y descripciones del producto claros, no se deciden a comprar un producto a servicio por miedo a que no les satisfaga. Una buena solución es ofrecer muestras gratuitas del producto o versiones de prueba. No siempre es posible usar estas medidas, pero puedes invitar a probar los productos en tu local u ofrecer reuniones para acercar tus productos a los clientes. En caso de ser un servicio, siempre puedes ofrecer los primeros días gratis, presupuesto gratis, etc. En todo caso, sitúa la opción en un sitio bien visible de la página para que los usuarios puedan elegir “probar”. Seguramente, muchos de ellos acabarán convirtiéndose en clientes.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario